Es necesario optimizar la producción de alimentos, propone Ángela Penagos

Para alimentar más y mejor a la población, reducir los riesgos de choques que atentan contra el desempeño de los sistemas agroalimentarios y ser resilientes a la crisis climática, se requiere mejorar varios aspectos para alcanzar estos objetivos.

Entre esos puntos que se necesitan optimizar de manera significativa está nuestra capacidad de producir alimentos, transformarlos y distribuirlos, pero también, tener una mejor comprensión de los hábitos de consumo y las necesidades de los consumidores.

Asimismo, los factores determinantes de las relaciones que se establecen dentro de los sistemas agroalimentarios como son el cambio climático, la orientación de política, el contexto internacional e incluso aspectos culturales e históricos.

Estos planteamientos los hace Ángela María Penagos, directora del Centro de Investigación en Sistemas Agroalimentarios de la Universidad de los Andes, en su intervención en el Foro Pacífico Alimentario.

Además, es preciso mencionar que los problemas de los sistemas agroalimentarios no son localizados y tienen expresiones moldeadas por las condiciones de la región en donde se desarrollan las relaciones que determinan estos sistemas.

Por lo tanto, comprender los problemas y avanzar en sus soluciones requiere de escenarios como los que propone Colombia Alimentaria, advierte Penagos.

Aspectos claves

En materia de capacidad de producción de alimentos, el sector agropecuario colombiano requiere un esfuerzo importante en el incremento de la productividad. De ahí que, la propuesta que hace Penagos, es que el aumento en la producción de alimentos no debe estar basado en una expansión de las áreas sembradas, sino en aprovechar más sosteniblemente las que ya están.

Para ello, es necesario ordenar mejor las áreas actuales y establecer mejores condiciones para el desarrollo de prácticas que permitan mejorar la productividad y que garanticen la capacidad de los ecosistemas para mantener servicios que son fundamentales para la agricultura y para la vida misma.

Observa también conveniente insistir, que la agricultura colombiana requiere iniciar un proceso de transformación hacia un modelo más de adaptación al cambio climático. 

Al respecto llama la atención en torno a que el desempeño de los sistemas productivos agropecuarios, han superado los límites ecológicos de los ecosistemas de los cuales dependen implicando mayores esfuerzos para producir con eficiencia.

Esto tiene efectos importantes en la productividad, considerando que en la medida que se superen estos límites se disminuye la oferta de servicios indispensables para la agricultura como el soporte y formación de nutrientes del suelo, los servicios de sumideros de dióxido de carbono (CO2), la polinización, entre otros.  

Una expresión de esta situación es por ejemplo en la alta tasa de transformación de coberturas naturales por sistemas productivos agropecuarios. Entre 2001 y 2011, 50% este cambio se concentró en 96 municipios, ubicados principalmente en las biorregiones de la Orinoquía y la Amazonía.

Al término del 2011, se estima que al menos el 67% de las áreas transformadas terminaron convertidas en pastos para producción pecuaria, mientras 18% presentaba zonas agrícolas heterogéneas y 15% restante de vegetación secundaria.

Igualmente, llama la atención sobre la utilización de los recursos hídricos para fines productivos que ha superado la capacidad de los ecosistemas de garantizar una oferta estable en el tiempo para todos los usos en Colombia.

Sobre la producción de alimentos indica, que se requiere de una política de desarrollo productivo que favorezca la transformación como eje central. A este punto solo se llegará con tecnología y con capacidad real de acceder a ella.

La inversión en investigación y desarrollo, pero sobre todo en innovación es un elemento central de este proceso. Es aquí donde un espacio de diálogo como el de Colombia Alimentaria, sostiene Penagos, se vuelve central, pues solo desde una perspectiva más localizada y con capacidad de generar conversaciones transformadoras se podrá asumir este desafío que no da espera. 

Comparte en:

Redes sociales

Mas Popular

EVENTOS

Suscríbete

Estarás informado de nuestros próximos eventos

Más noticias